Blog sobre el ojo vago

El ojo vago, nombre común de la ambliopía, es una patología que afecta a entre el 3% y el 5% de la población.

¿Por qué se produce el ojo vago?

Un ojo vago es aquel que tiene la capacidad visual mermada sin que el mismo esté dañado o sufra ninguna alteración en su estructura. Su agudeza visual es inferior al 100% incluso habiendo conseguido la máxima corrección óptica. Pero ¿por qué aparece?

¿Cómo curar el ojo vago?

El tratamiento para la ambliopía implica obligar al cerebro a prestar atención a las imágenes del ojo vago para que la visión en ese ojo se fortalezca. Por tanto, se trata de penalizar la visión en el ojo sano o dominante. Esto se hace, en la mayoría de los casos, llevando un parche de oclusión en el ojo sano o dominante, además de emplear otras pautas.

Nuevas tecnologías en el tratamiento del ojo vago

El avance en nuevas tecnologías como la realidad virtual presenta una excelente contribución a los tratamientos tradicionales para la ambliopía en niños, conllevando menor tiempo de exposición y de tratamiento (Herbison et al., 2013; Kelly et al., 2016; Waddingham, Cobb, Eastgate, & Gregson, 2006), una disminución del riesgo de no cumplimiento que suele llevar asociado el parcheado por la molestia que supone al paciente, ofreciendo además la posibilidad de una terapia interactiva, adaptable a la edad, condición y la habilidad del paciente (Eastgate et al., 2006).

Si quieres recibir directamente en tu correo nuevas publicaciones,
suscríbete a nuestra newsletter: